miércoles, 26 de abril de 2017

Regresión de Alejandro Amenábar

El diablo metió la cola


El director chileno Alejandro Amenábar regresa al terror después de "Los otros" y lo hace con un filme que está inspirado en hechos reales ocurridos durante las décadas del 80 y 90 en los Estados Unidos, cuando una ola de supuestos ritos satánicos conmocionó a varias comunidades en una especie de histeria colectiva y que al mejor estilo  "caza de bruja" tuvo varios detenidos, pero ninguna prueba que corroborara los hechos, los cuales incluían abusos sexuales a menores y asesinatos rituales de bebes por parte de sectas adoradoras del diablo.

La historia de Regresión (2015) se centra en dos de los casos mas resonantes de la criminología de ese país, uno el de la familia Keller, quienes estuvieron en prisión por 23 años  y fueron liberados recientemente pero sin ser exonerados de sus cargos, los cuales nunca pudieron ser probados por la justicia. Lo llamativo de este caso fue que quien los acusó fue su propia hija, la cual recordó los horrores cometidos por sus padres gracias a la técnica psiquiátrica de la hipnosis regresiva, la cual a partir de estos hechos, fue duramente cuestionada por considerarla que su uso implanta falsos recuerdos en las personas, haciéndoles creer hechos que en realidad nunca sucedieron.

El otro caso es el de Virginia McMartín en donde una mujer que llevaba a su hijo a la guardería que McMartin regentaba acusó al nieto de esta de haber abusado sexualmente de su hijo, lo que generó una verdadera catarata de acusaciones en donde el culto satánico era el principal responsable. Hubo acusaciones tan ridículas por parte de los niños. como por ejemplo,  que aseguraban haber visto debajo de la guardería unas galerías secretas que llevaban a templos satánicos donde se cometían los abusos y personas volando en escobas como brujas.

Pero vayamos al filme en cuestión, ¿que sucede con Regresión? Si bien la pelicula es correcta, no tiene el sello característico de Amenábar y parece un producto más por encargo que por motivación propia, eso  hace que al finalizar su visionado uno se quede con un sabor a poco en la boca y en los ojos.  Es que a pesar de su cuidada imagen y su corrección narrativa, Regresión no escapa a ciertos lugares comunes ya observados en otras películas. y en definitiva uno entiende que ha visto más de lo mismo. Tampoco ayudan demasiado las actuaciones Ethan Hawke y Emma Watson, quienes intentan ponerle el cuerpo a una historia que camina cuesta abajo. 

Por otro lado el director de la genial  "Mar adentro", no termina de definir una postura sobre los hechos sucedidos y el filme se termina convirtiendo en algo así com,o una crónica policial, con algunos agregados. Algo similar a lo que me había sucedido con "El nudo del diablo" de Atom Egoyan, quien también arma su filme basándose en un hecho policial con grandes repercusiones mediáticas.

Como base, las historias reales podían haber sido un excelente puntapié para una muy buena historia, pero no siempre alcanza para emocionar y por más que se haya intentado darle un giro hacia un filme de terror, se ve que el diablo metió la cola y el resultado quedó a  medias tintas.  

viernes, 7 de abril de 2017

Rabits de David Lynch

El lado oscuro de los conejos

Antes de ver Rabits de David Lynch estuve investigando un poco sobre el filme y muchas son las distintas teorías sobre el significado del filme. Por supuesto que como soy una persona de mente abierta no comparto algunas teorías descabelladas que hablan de mensajes secretos en la música, comparaciones de los Illuminati y mensajes satánicos.

Rabits no es otra cosas que un filme de corte surrealista surgido de la mente de uno de los más enigmáticos y poco convencionales directores de cine. Quienes seguimos su carrera, estamos acostumbrados a que sus filme se parezcan más a un galimatías que hay que resolver, o no, que a cualquier otro filme.

Lo que si debo decir es que, si bien durante su visionado no experimente demasiado, si me sentí incómodo después, en especial a la noche cuando mi mente empezó a intentar procesar todo esa díscola información sin sentido y la verdad que la intranquilidad se apoderó de mi haciendo que la noche se hiciera mas larga y el sueño llegara casi de madrugada. 

¿Que tiene Rabits para producir esa irracional incomodidad cerebral? La respuesta es "no lo sé". Quizá sean sus diálogos inconexos, sus largos tiempos muertos entre los extraños personajes, su música disonante, continua y en tono grave, las risas enlatadas al estilo sitcom, su puesta en escena teatral, o su hermetismo en la trama, quizá. Lo que sí puedo decir es que Rabits, no pasa desapercibida y deja en el espectador una cierta angustia existencial y una imperiosa necesidad de tratar de entender cual es el verdadero mensaje que el director nos quiso trasmitir. Creo que está en uno la interpretación, el filme es un juego onírico abierto a las diversas interpretaciones que se puedan dar y  en definitiva pienso que todas son validas, incluso aquellas que dicen que detrás de Rabits se esconden mensajes secretos y oscuros.

lunes, 20 de febrero de 2017

No llores, vuela de Claudia Llosa

Vuelo poético

La directora peruana Claudia Llosa conocida por el filme nominado al Oscar "La teta asustada", regresa a la dirección con "Aloft", aquí conocida como "No llores, vuela", un proyecto mucho más ambicioso, hablado completamente en inglés  y con actores internacionales.

En este nuevo filme, Llosa rebosa en poesía en cada una de sus escenas y nos adentra en una intensa trama familiar sobre Nana Kunning, una madre soltera o separada, eso no queda muy claro ni tampoco importa mucho, y sus dos hijos varones, el mayor Iván, amante de la práctica de la cetrería (uso de halcones) y el pequeño Gully, quien padece un tumor cerebral el cual no puede ser operado. 

La desesperación por salvar la vida de su hijo Gully lleva a Nana a viajar kilómetros para visitar a un sanador con cientos de seguidores llamado Newman con  el propósito de que cure a su hijo. Este encuentro, y gracias a un giro del destino en donde interviene un halcón de su hijo Iván, Nana descubrirá que posee también el don de sanar a las personas enfermas al curar milagrosamente la vista de un niño al que acoge en sus brazos circunstancialmente. A partir de allí e impulsada por Newman y por un hecho trágico en el que su hijo menor Gully muere ahogado en un lago congelado y en el que el responsable es Iván, Nana comienza su vida como sanadora, abandonandolo todo, incluso a su hijo mayor. 

Con un montaje alternado en donde pasado y presente se conjugan magistralmente, Claudia Llosa, construye un relato sorprendente, emotivo y espiritual. El filme nos lleva a reflexionar sobre las decisiones que muchas veces tomamos los adultos, equivocados o no, y  las consecuencias que estas acarrean y como la paradoja de devolverle la  vida a los otros a cambio de renunciar a la suya define su entorno y marca para siempre el camino de su hijo Iván.

Desde una puesta  casi documental, en donde la cámara persigue a sus personajes hasta unas actuaciones soberbias de Jennifer Connelly en el rol de Nana, Cillian Murphy como Iván adulto y  Mélanie Laurent como Jannia Ressmore, una periodista enferma obstinada en seguir los pasos de Nana, quien se ha vuelto misteriosa y muy selecta,  para hacerle una entrevista y ver si puede ser sanada, "No llores vuela", es una bocanada de aire puro, en donde chamanismo, cetrería y las relaciones conflictivas entre una madre y su hijo, son el principal ingrediente para disfrutar. Al  filme no le sobra nada, pero tampoco le falta y demuestra una vez más que si hay algo que Llosa sabe es llevar la poesía al cine de manera contundente.


lunes, 30 de enero de 2017

The monster de Bryan Bertino

En  el bosque nadie te oye gritar

Grata sorpresa la mía después de ver The monster, la última película del director Bryan Bertino, tras su rotundo fracaso con Mockingbird. The monster  es a mi entender el mejor trabajo del director, incluso superior a su ópera prima Los extraños. Esto se debe a que el guión prevalece por sobre el género y Bertino como guionista se da alguno lujos al  hablarnos de temas tan delicados como son la relación de una madre alcohólica y ausente con su hija casi adolescente. Esta sub trama, hace que la historia central tenga un peso superior y haga, de un film que en principio podría ser menor, un producto más que elogiable

Lizzy vive con Kathy, una madre descarriada, con problemas graves con el alcohol y una caótica vida personal. Lizzy debe hacerse cargo de las tareas domésticas mientras ella duerme todo el dia su borrachera, incluso hasta tiene que limpiar la mugre que ella deja después de sus noches de sexo y bebidas con su novio Roy.

Pero la vida de Lizzy y la de su madre va a cambiar para siempre cuando emprendan un viaje en auto para llevar a Lizzy  a pasar un tiempo con su padre. Ese viaje, que ya de movida arranca mal parido, porque en vez de salir a las 8  de la mañana como estaba previsto salen a las 5 de la tarde porque su madre se quedó dormida, las levará a enfrentarse con lo desconocido y con el horror más profundo que habita en las profundidades del bosque, al sufrir un accidente en medio de una carretera y bajo una torrencial lluvia.

El monstruo que da origen al título actúa como metáfora de la personalidad destructiva de Kathy, que cuando está bajo los efectos de las bebidas espirituosas es casi tan salvaje y violenta como el voraz animal que las acecha en medio de la noche matando a todo ser vivo que se le acerque.

Lo interesante del filme, y aquí es donde la trama gana en profundidad psicológica, es que la necesidad de sobrevivir al monstruo pondrá en juego el verdadero amor filial que existe entre ambas, a pesar que hemos visto cómo por momentos se odian casi a muerte.

Entremezclando imágenes del viaje y su encuentro con la terrible bestia con fragmentos de sus vidas, Bertino va construyendo un relato tenso,  riguroso y  sólido, en donde aparecen como delicadas pinceladas, la dura relación que existe entre ambas mujeres.

A lo largo del filme el terror va escalonando hasta hacerse realmente espeluznante en los últimos minutos, aunque su final sea quizá lo más flojo que tiene, ya que cae en cierto estereotipo al estilo Ripley en "Alien". Igualmente, y gracias a la astucia del director y a unas  interpretaciones impresionantes de Ella Ballentine como Lizzy y de Zoe Kazan como Kathy "The monster" termina siendo un producto de horror que además de entretener y asustar, reflexiona sobre las relaciones de una madre que tiene problemas con la bebida y  su hija pre adolescente.

miércoles, 4 de enero de 2017

Bone Tomahawk de S. Craig Zahler

Película de culto

"Bone tomahawk" debut  cinematográfico del director S. Craig Zahler es una de esas películas que a pesar de ser menor, sin un gran presupuesto ni grandes estudios detrás va a quedar en la mente de muchos espectadores y va terminar convirtiéndose en una obra de culto para fanáticos del género western, pero también paro los amantes del de los filmes de horror.

Lo interesante de "Bone tomahawk"  es que su estructura narrativa está inscrita en el western americano pero hacia el final se vuelve una  película de horror al estilo de "El infierno verde" de Eli Roth

La historia es tan simple como eficaz y ha sido vista en montones  películas del oeste como por ejemplo "True Grit" de Henry Hathaway o la versión mas moderna hecha por los hermanos Coen.

En un  tranquilo pueblo del oeste americano la paz es sacudida por el secuestro de la doctora a manos de una tribu de indígenas. El sheriff Hunt junto con su ayudante Chicory, Arthur el esposo de la doctora y el señor Brooder deciden salir en su rescate en una larga travesía que los llevará por las llanuras y montañas del viejo oeste, hasta llegar a donde habita la extraña tribu.

La primera hora de película es como estar viendo un  filme de John Ford, George Stevens, Sergio Leone, Clint Eastwood o incluso Quentin Tarantino. Planos generales, morosidad en las acciones, pocos planos detalles y grandes espacios abiertos.Un western con todas las letras.

Una vez que llegan a las cavernas donde viven los indígenas conocidos como "trogloditas" la situación cambia radicalmente y el filme deriva hacia una pelicula de horror. Escenarios mas oscuros, cerrados, claustrofóbicos, indios que atacan como un rayo sin casi ser vistos, etc  

"Bone tomahawk" es una de esas películas que no van a defraudar y que va dejar conformes a los fans del western y  a los del cine de horror, extraña mezcla si las hay, aunque a finales de la  década del 80  la directora   Kathryn Bigelow mostraba "Near dark", un western mezclado con vampiros. Entre el filme de Bigelow y el de Zahler hay diferencias sustanciales, ya que "Bone tomahawk" homenajea constantemente a los grandes referentes del western y es, se podría decir mas un filme de vaqueros que de slashers.

Las actuaciones son todas impecables pero Kurt Russell como el sheriff Hunt sobresale y se destaca por sobre el resto. Medido, impecable, sobrio, con las palabras justas, su composición  es realmente memorable y con su actuación también homenajea al género. 
Para verla  y disfrutarla y aguantar un poco en las escenas finales, que son  bastantes cruentas. 

jueves, 22 de diciembre de 2016

La autopsia de Jane Doe de André Ovredal

Los muertos no solo hablan


Inquietante, espeluznante y por momentos provocativa, "La autopsia de Jane Doe" emerge como una de las mejores propuestas de cine de horror de los últimos tiempos. Esto se debe en gran medida a la excelente dirección del noruego André Ovredal, quien en su segundo largometraje, el primero fue la extraña "Trollhunter" (2010), logra demostrar que sabe cómo manejar  el suspenso y el terror a la hora de plantar la cámara. Con mínimos recursos,  un solo ambiente y dos actores centrales, Ovredal nos introduce en un aterrador espacio en donde el horror va cobrando forma con el transcurrir de los minutos. 

El médico forense Tommy Tilden (Brian Cox) y su hijo Austin Tilden (Emile Hirsch) reciben a última hora el cuerpo de una joven y hermosa mujer, la cual fue hallada semienterrada en el sótano de una casa donde todos sus ocupantes fueron asesinados misteriosamente. Al ser una NN se le da el nombre provisorio de Jane Doe y se le pide al Dr Tilden que tenga la causa de su muerte antes del amanecer.

A partir de que el cuerpo de Jane Doe empieza a ser diseccionado sobre la mesa de ablaciones una serie de extraños sucesos empiezan ocurrir, como así también las inexplicables causas de la muerte de Jane Doe, las cuales no se condicen con el estado del cuerpoo, el cuál está en perfectas condiciones externas.  
A medida que avanzan en la autopsia las cosas van empeorando y el lúgubre escenario de la morgue familiar se convierte en un espacio de pesadillas, enigmas sin respuestas y muertes.

Ovredal, dirige el filme con maestría, haciendo que los pasillos de la funeraria Tilden se asemejen al mismísimo infierno y  que cada rincón se convierta en un lugar sin salida para los asustados Tommy y Austin Tilden. Cada plano, cada movimiento de cámara nos introduce, incluso desde las primeras tomas, en un ambiente de pesadillas, en donde el mal se percibe en el aire como un amenaza diabólica y  aterradora.

Por supuesto que no escapa a algunos convencionalismos del género, la noche tormentosa no podía faltar, al igual que las luces que se cortan y dejan todo el lugar en penumbras, la mascota que aparece en las primeras escenas y es la primera en morir trágicamente, como así tambien los efectos sonoros, fundamentales en el cine de horror. 

Si hay algo que quizá le tenga que criticar es una tácita aceptación por parte de los protagonistas a los hechos extraños y malignos en los que se ven involucrados, lo que hace que por momentos no se espanten como lo haría cualquier persona ante la resucitación de los cadáveres descompuestos que guardan en la morguera, los cuales salen del freezer  gracias a los poderes que tiene la extraña y misteriosa mujer. expuesta en la mesa de autopsias. 

A pesar de esos pequeños detalles "La autopsia de Jane Doe" es realmente un plato fuerte para los amantes del género con excelentes actuaciones  de Brian Cox Emile Hirsch y Olwen Kelly quien interpreta durante 90 minutos a la inmutable y maligna Jane Doe. 

jueves, 13 de octubre de 2016

Visiones de Kevin Greutert

Modesta, pero eficaz

El director Kevin Greutert se hizo conocido por la séptima entrega de "El juego del miedo", y en ese momento su debut detrás de las cámaras fue un verdadero desastre. Por suerte, existen proyectos mucho más pequeños y menos ambiciosos, que suelen amoldarse a las necesidades de los directores, haciendo que su traspié  inicial quede como una anécdota a olvidar. Es el caso de "Visiones", un  filme modesto, de muy bajo presupuesto, pero que gracias a un ingenioso guión de Lucas Sussman, se las arregla para sobresalir del resto de  films del estilo.

Luego de un trágico accidente  en el que Eveleigh Maddox (Isla Fisher) es la responsable, y en donde muere un pequeño niño,  las cosas parecen cambiar para ella y su esposo  David  (Anson Mount) al mudarse a una finca  destinada al cultivo de viñedos y la producción de vinos. David y Eveleigh  no solo han dejado atrás aquel mal momento, sino que además están esperando un hijo, por lo que no pueden estar en una inmejorable etapa como matrimonio. Pero la tranquilidad cambia drásticamente cuando Eveleigh  comienza a tener una serie de visiones que le hace presumir,  que la finca está embrujada.

No voy a contar más, porque si hay algo  que tiene de interesante el guión es que aquello que parece  ser no termina siendo y lo que dábamos por supuesto se termina escapando con el correr de los minutos para sorpresa y disfrute del espectador. Hasta incluso  Sussman se da el lujo de  homenajear a ese clásico de Roman Polanski cómo fue "El bebé de Rosmary" sobre la novela de Ira Levin con algunas sutiles pinceladas. Es bueno recordar que Sussman fue guionista del inquietante filme "Below"  de David Twohy 

Kevin Greutert, demuestra que puede hacer cine de terror sin la necesidad de mostrar tripas, sangre y miembros cercenados, utilizando una puesta de cámara mucho mas sobria, minimalista, lejos del mundanal ruido citadino, en donde los espacios abiertos y las montañas conforman el escenario perfecto para este thriller con toques sobrenaturales.

Quienes vean "Visiones" seguramente no se van a encontrar con una gran pelicula,  pero si con un producto digno del género, que entretiene, que no decae en los 80 minutos que dura y que sorprende por dos razones, por su eficaz guión y porque redime al director Greutert de ese fiasco espantoso que fue "El juego del miedo 7"